Tendencias en tratamientos estéticos faciales no invasivos
23/05/2021

La cirugía de reducción de la línea del cabello, o reducción de la frente, es una forma quirúrgica altamente efectiva de mover la línea del cabello a un nivel natural que puede reducir eficazmente la línea del cabello hasta 5 centímetros.

La porción de modificación posible, será definida por la cantidad de cuero cabelludo del paciente, lo que se determina durante una consulta en nuestro consultorio, donde estudiaremos de manera detallada su anatomía facial.

¿Cómo se realiza la cirugía? La reducción de la línea del cabello es un procedimiento quirúrgico que comienza con la marca de la línea hasta donde se realizará la implantación del cabello.

A continuación, el exceso de piel es extirpado quirurgicamente y el cuero cabelludo es adelantado a la nueva línea. El cuero cabelludo se asegura en su nueva ubicación usando anclajes óseos disolventes o túneles óseos en el cráneo. Es un procedimiento quirúrgico ambulatorio que se realiza bajo anestesia local.

El procedimiento se completa con el cierre de las incisiones utilizando dos capas de suturas. Además, en algunos casos se puede combinar con un injerto capilar para cambiar la forma de la línea del cabello.

La línea del cabello se puede mover hacia adelante y el cabello adicional se puede trasplantar a las regiones laterales para crear una apariencia más redonda.

Aunque cada cirugía es individual y diferente, los tratamientos de reducción de la línea del cabello por lo general necesitamos unas 2 horas para completar el procedimiento con los mejores resultados.

Una de las grandes preocupaciones de mis pacientes son las cicatrices, y más en este procedimiento.

Gracias a nuestras técnicas y a nuestros expertos, éstas quedaran escondidas, siendo invisibles a simple vista.La clave está en realizar las incisiones de tal manera que queden escondidas con el cabello, el vello vuelve a crecer a través de la cicatriz y delante de ella, lo que evita su visibilidad.

Son candidatos a esta intervención hombres las mujeres con una línea de cabello naturalmente alta o la frente grande y sin historia personal o familiar de la pérdida del cabello.

Todos los pacientes potenciales deben gozar de buena salud general y abstenerse de fumar durante un mes antes y después del procedimiento. La laxitud del cuero cabelludo es extremadamente importante para el éxito de cualquier procedimiento de reducción de la frente.

La aparición de hematomas, la acumulación de sangre bajo del cuero cabelludo y el adormecimiento del la zona por varias semanas, son las complicaciones más comunes. Se puede administrar antibióticos de forma intraoperatoria y pueden ser recetados durante una semana después de la cirugía.

Después del procedimiento, muchos pacientes experimentarán molestias como inflamación y edemas que serán controladas usando medicamentos recetados por un par de semanas.

Los pacientes pueden volver a sus actividades cotidianas pasados los 7 días después del procedimiento, usando un pañuelo o sombrero suelto para cubrir el área. Las suturas colocadas en la línea del cabello se retiran después de una semana.

Si quieres más información sobre esta técnica y tener un rostro armónico y proporcional no dudes en contactar con nosotros, ¡estaremos encantados de atenderte!

Dr. César Delgado Afaneh
Dr. César Delgado Afaneh
Cirujano Plástico, Reconstructivo, Estético y Maxilofacial

Deja un comentario