Lifting Facial (Ritidectomía)

 

La edad, los efectos de la gravedad, el sol y el estrés de la vida cotidiana dejan sus huellas en el rostro. Como consecuencia aparecen profundas arrugas entre la nariz y la boca, arrugas y acúmulos de grasa en el cuello, papada y flacidez de la línea mandibular. El lifting como intervención puede realizarse sola o en combinación con otras cirugías de la cara como la rinoplastia o las blefaroplastias.

Los mejores candidatos son aquellos hombres y mujeres cuya piel del rostro y cuello tiene signos de flacidez pero que todavía conserva elasticidad y la estructura ósea del paciente es fuerte y está bien definida. La edad de los pacientes suele estar entre los cuarenta y sesenta años pero también se realizan liftings a pacientes de setenta y ochenta con excelentes resultados.

El lifting proporciona al paciente un aspecto más joven y fresco e incluso mejora la autoestima del paciente. Pero un lifting jamás podrá modificar totalmente su aspecto ni restaurar la salud y vitalidad de la juventud. Y antes de decidirse a pasar por el quirófano, piense detenidamente en sus expectativas.

En líneas generales no hay molestias destacables tras la cirugía. Si hay, pueden ser aliviadas con una medicación analgésica prescrita por el cirujano (el dolor severo o persistente o inflamación de la cara debe ser comunicado a su cirujano inmediatamente). El entumecimiento de la piel suele ser normal que desaparezca algunas semanas después. Su médico le dirá que mantenga la cabeza elevada durante un par de días después de la cirugía de esta manera ayudará a reducir la inflamación.

El lifting como intervención puede realizarse sola o en combinación con otras cirugías de la cara como la rinoplastia o las blefaroplastias.

 

Tómese cualquier actividad con calma durante la primera semana después de la intervención. Sea especialmente cuidadosa con su cara y cabello, mientras su piel esté tierna y amoratada, piense que al principio no responderá de forma normal.

Al principio, su cara le parecerá extraña. Sus rasgos pueden estar distorsionados, debido a la inflamación, y sus movimientos faciales pueden ser levemente rígidos, y probablemente notará las cicatrices. Algunos morados pueden persistir durante dos o tres semanas, y puede sentirse cansada con cierta facilidad. No es nada raro que algunos pacientes se sientan deprimidos y contrariados en un principio.

Pero a partir de la tercera semana, su aspecto será mucho mejor, al igual que su estado de ánimo. Muchos pacientes vuelven al trabajo a los 10-15 días después de la cirugía. Si usted debe volver a trabajar, el maquillaje puede ser un buen camuflaje para los posibles morados que todavía pueden permanecer.


El objetivo del lifting facial

proporcionar una apariencia externa en armonía con los sentimientos interiores de juventud, energía y optimismo.

Los signos obvios de la edad, tales como el exceso de piel y una carencia de plenitud en la región media de la cara, pueden ser corregidos con un lifting facial. Los pacientes priorizan en particular, una apariencia natural que sea suave y no parezca “operada”.

Objetivo

Devolver al rostro un aspecto terso y juvenil en el paciente, corrigiendo la caída de la piel y tejidos blandos del 1/3 inferior facial y el cuello

Anestesia

Se combina la sedación endovenosa con la anestesia local infiltrativa para una recuperación optima y más rápida para el paciente.

Intervención

2 o 3 horas de quirófano con egreso ambulatorio posterior a la recuperación, se colocan 2 drenajes que se retirarán de 24-48 horas

Recuperación

Se utiliza una mentonera durante 3 semanas aproximadamente y tus actividades habituales podrás realizarlas a los 14 días

¿Interesada en un Lifting Facial (Ritidectomía)?

Escríbeme y Comencemos Hoy Mismo

Quiero Comenzar Hoy