Mentoplastia

 

Además de la nariz y la frente, el mentón, o barbilla, es una de las tres partes que más definen el rostro de una persona desde un punto de vista estético, ya que marca un punto de referencia y rompe la transición entre la cara y el cuello.

La mentoplastia o cirugía del mentón es una intervención quirúrgica rápida y sencilla que ofrece resultados estéticos increíbles sobre la barbilla o mentón. A partir de una pequeña incisión intraoral se aborda el hueso del mentón y el cirujano hace los movimientos necesarios para armonizar el rostro del paciente. Esto también se llama una genioplastia ósea.

Hay varias formas de llevar a cabo este procedimiento:

  • Avance, o mover la barbilla hacia adelante.
  • Retroceso, o mover la barbilla hacia atrás.
  • De lado a lado, que puede ayudar con las barbillas asimétricas.
  • Verticales, como alargar o acortar el mentón.

La mentoplastia de forma resumida consiste en cambiar la forma del mentón para conseguir una mejor simetría y proporcionalidad.

Se realiza a personas que tiene mentones demasiado pequeños o grandes siempre que no presenten otros problemas con la mandíbula.

Existen dos tipos de Mentoplastias, La Mentoplastia con prótesis que consiste en un implante que puede ser silicona o la propia grasa del paciente; y La Mentoplastia Deslizante que consiste en realizar un corte en el mentón para desplazarlo a la posición deseada.

 

Razones por las que realizarse una mentoplastia

La cirugía de mentón suele ser interesante para hombres que deseen marcarlo más o mujeres que prefieran una definición más suave, con la que obtener unos rasgos más femeninos, incluye tambien los siguientes casos:

  • Como procedimiento auxiliar en cirugía ortognática para lograr un mayor equilibrio facial tras la recolocación de los huesos de maxilar y mandíbula.
  • Para corregir anormalidades del desarrollo de los huesos en la mandíbula, como la asimetría facial o la agenesia congénita de la mandíbula, una condición en la que el paciente nace sin una parte de la mandíbula.
  • Para armonizar los rasgos faciales, cuando el mentón o barbilla es muy grande o pequeño para el rostro del paciente.
  • Como parte de la reconstrucción craneofacial después de un traumatismo facial o cirugía de cáncer.
  • Como parte del proceso de reasignación de género.

hay situaciones en las que un mentón ofrece poca armonía con el resto de las facciones del rostro, por lo que un equilibrio óptimo puede ofrecer una imagen estética mucho más acorde a lo que el paciente desea.

 

Expectativas Particulares

La mentoplastia puede ser interesante cuando el paciente se plantea la posibilidad de aplicar un tratamiento estético con el que mejorar el rostro según sus necesidades particulares.

Esto es debido a que la cirugía de mentón es en ocasiones utilizada como un recurso de complemento frente a otros tratamientos quirúrgicos. En conjunto con otros tratamientos, el resultado global es mucho más satisfactorio y el paciente consigue incluso superar sus propias expectativas.

Objetivo

Aumentar la proyección del mentón mejorando el perfil y el 1/3 inferior facial proporcionando armonía y simetría en el paciente.

Anestesia

Uso de Anestesia General, ya que en ocasiones trabajamos el tejido óseo y debemos evitarte molestias mayores luego de la cirugía.

Intervención

Tiene un tiempo aproximado de 60 a 90 minutos de quirófano con recuperación y egreso ambulatorio del postquirúrgico.

Recuperación

Ingerir líquidos por 3 días y movilizar lo menos posible la mandíbula, sin embargo ya podrás hacer tu vida normal en 7 a 10 días.

Preguntas Frecuentes

Sobre Mentoplastia
¿Qué síntomas indican que una Mentoplastia puede beneficiar la armonía facial?

Si existe una barbilla retraída o en exceso prominente en relación al resto del rostro. Un análisis individual de la cara atendiendo a su estructura ósea, su anatomía y el resto de rasgos permitirán decidir.

Asimismo, durante la consulta y en determinadas ocasiones, el cirujano le puede sugerir una Mentoplastia como complemento de una Rinoplastia o viceversa, ya que un mentón pequeño puede hacer ver la nariz más grande de lo que realmente es.

¿Hay alguna patología que contraindique la realización de una Mentoplastia?

Además de las contraindicaciones generales a todo proceso quirúrgico, la Mentoplastia no está indicada para aquellos pacientes que presenten alguna infección activa en su cuerpo, debilidad en el sistema inmune, lesiones malignas, alteraciones de la coagulación de la sangre o en la cicatrización de los tejidos.

¿Existen preparativos previos a someterse a una Mentoplastia?

Obligatorio evitar la toma de medicamentos que contengan acido-acetilsalicílico o derivados durante dos semanas previas a la intervención. Se suspenden también durante ese mismo período de tiempo los fármacos antiinflamatorios.

Mi personal te transmitirá puntualmente el resto de detalles relativos a documentos o instrucciones concretas para el ingreso.

¿Cuándo tendré la primera revisión tras la operación?

Además de la completa revisión que te realizare después del proceso quirúrgico, el paciente será atendido entre los dos y tres días posteriores en consulta personalizada para una valoración (absoluta) sobre la cirugía, el estado general de salud y el resultado. Recibirá además las indicaciones correspondientes a seguir desde ese momento.

¿Cuándo podrá valorarse el resultado definitivo de mi cirugía?

Transcurrido seis meses desde la operación, bajada ya la mayor parte de la inflamación, podrá valorarse el resultado de manera más definitiva aunque se aprecian ya cambios desde el primer mes.

Para un análisis completo del nuevo aspecto influye si paralelamente a la genioplastia se ha ejecutado algún otro tratamiento quirúrgico, pues es frecuente asociar esta remodelación facial con una rinoplastia.

¿Hay cicatrices y dónde se localizarían después de implante de mentón?

Para alguna de sus aplicaciones, la incisión de una Mentoplastia se ubica justo bajo la barbilla aprovechando un pliegue natural (esta pequeña cicatriz permanece oculta y desaparece progresivamente).

En otras dolencias la incisión para un implante de mentón queda dentro de la boca, donde la encía se junta con el labio inferior, y no hay cicatrices visibles.

¿Cómo me sentiré después de la cirugía? ¿El proceso es doloroso?

Es habitual que los pacientes experimenten molestias (controladas con analgésicos), inflamación o hinchazón, sensación de tirantez o disminución de sensibilidad.

Si la sutura ha sido intraoral se reabsorbe por sí misma y si se ubica bajo el mentón, el médico revisará los puntos a las 24 horas, retirándolos tras la segunda semana aproximadamente.

Por norma general, el paciente permanece con los vendajes siete días.

¿Cuándo podré retomar mi vida laboral o hacer deporte?

Por norma general los pacientes sometidos a una Mentoplastia pueden reanudar sus rutinas y su vida laboral unos diez días tras la intervención.

Respecto al deporte o los esfuerzos físicos no son adecuados en el postoperatorio si conllevan contacto o movimientos bruscos o son ejercicios cardiovasculares; el paciente deberá esperar un mínimo de seis semanas.

¿Interesada en una Mentoplastia?

Escríbeme y Comencemos Hoy Mismo

Quiero Comenzar Hoy