Toxina Botulínica

 

La Toxina Botulínica, también conocido como Bótox, es el tratamiento ideal para aquellas Arrugas de Expresión que aparecen al gesticular de forma repetida, las relacionadas con la mímica facial.

Se trata fundamentalmente de las arrugas de la frente, el entrecejo, las perioculares (patas de gallo) y las peribucales (verticales de los labios), así como las bandas en el cuello. En los casos en que estas arrugas son más profundas, el tratamiento se complementa con un relleno de la zona, aportando el volumen perdido.

El tratamiento con toxina botulínica puede además ayudarnos a elevar ligeramente las cejas rejuvenecimiento y despejando la mirada.

Las Arrugas de Expresión

Las arrugas de expresión se producen en nuestro rostro al gesticular y mover los músculos de la cara. Continuamente mostramos nuestros sentimientos, nos relacionamos con nuestros seres queridos e interactuamos con nuestro entorno gesticulando y adoptando distintas expresiones en la cara. Casi siempre son movimientos espontáneos e involuntarios que no podemos controlar; simplemente ocurren.

Viviendo en paises latinos, donde normalmente disfrutamos de muchísimos días de sol, es inevitable a veces fruncir el ceño para proteger nuestros ojos del sol, a la vez que los cerramos un poco acentuando las patas de gallo. Y lo que no podemos evitar, ya que va con nuestro carácter, es ser expresivos y gesticular sin parar como si quisiéramos expresarnos sin necesidad de hablar.

La consecuencia de todo ello es que se van produciendo una serie de arrugas en las zonas de mayor movilidad facial. Cuando hablamos de arrugas de expresión no nos referimos a las arrugas que se producen por ejemplo en la frente al levantar las cejas.

Las arrugas de expresión son las arrugas que nos quedan en la frente a pesar de no estar levantando las cejas, cuando estamos en reposo.

 

¿Qué es el Bótox?

El bótox es en realidad el nombre comercial de la toxina botulínica tipo A que en principio se comenzó a utilizar para indicaciones no estéticas como el blefaroespasmo. Se trata de un principio activo que bloquea la unión entre las neuronas y los músculos sobre las que éstas actúan. Distintos laboratorios han creado ligeras variaciones de la Toxina Botulinica tipo A (Vistabel, Azzalure, Bocouture), aunque muchas veces nos referimos a todas ellas como Bótox.

 

El bótox lo utilizamos principalmente para corregir o atenuar las arrugas de expresión que salen en la frente, el entrecejo y las patas de gallo. También pueden utilizarse selectivamente en las bandas platismales del cuello, músculos mentales de la barbilla, depresor del ángulo de la boca y orbicular de la boca.

El tratamiento con toxina botulínica es un tratamiento fantástico, pero que tiene que ser bien aplicado. El objetivo es conseguir una atenuación completa de las arrugas de frente, entrecejo y patas de gallo, manteniendo la mayor expresividad posible.

Hay una delgada línea a la que debemos conseguir para que la paciente no quede con demasiadas arrugas (paciente hipotratada) ni demasiado inexpresiva (paciente hipercorregida). Es importante remarcar que las zonas más seguras son las más habitualmente tratadas ya que perder un poco de movilidad en el entrecejo o patas de gallo nunca es un problema para la paciente.

En la frente sí que hay que ser más cauto y afinar mucho para encontrar el equilibrio entre la persistencia de arrugas y la pérdida de expresión. Los músculos relacionados con los movimientos de la boca no deben ser infiltrados ya que es una zona en donde debemos mantener la máxima expresividad y no limitar ningún movimiento.

¿Interesada en Toxina Botulínica?

Escríbeme y Comencemos Hoy Mismo

Quiero Comenzar Hoy