Tipos de Papada y Tratamientos
11/03/2021
Desorden dismórfico corporal
09/05/2021

Una de las preguntas más comunes de mis pacientes en la consulta, es la que se refiere a la actividad deportiva: ¿Cuándo puedo volver al gimnasio? ¿O qué tan pronto puedo realizar mi deporte favorito?

Mi respuesta a esta pregunta depende del procedimiento a que fue sometida y de la duración del postoperatorio. Si la paciente experimenta una recuperación normal, le permitimos retomar su rutina de deportes y ejercicio en pocas semanas.

Los últimos años los cirujanos animamos a las pacientes a que comiencen a realizar ejercicios de amplitud de movimiento inmediatamente después de la cirugía.

A diferencia de lo que se hacía antes, en lugar de decir a las pacientes que no se laven el pelo y que no levanten los brazos por encima de los hombros, ahora les indicamos que pongan las manos detrás de la parte baja de la espalda y que echen los hombros hacia atrás.

Recién operadas de los senos, es recomendable que levanten los brazos y las manos por encima de los hombros en varias repeticiones cada hora, ya que al realizar estos ejercicios se logra reducir los espasmos musculares postoperatorios y por tanto el dolor.

Incluso puede ser una buena idea recomendarles hacer estos ejercicios antes de la cirugía, debido a que muchas pacientes realizan trabajos sedentarios y los ejercicios que recomendamos van dirigidos al fortalecimiento de los músculos de la parte delantera del cuerpo.

La mayoría de las pacientes están en forma y participan en muchas actividades que implican el movimiento de la parte superior del cuerpo, desde los vigorosos entrenamientos en el gimnasio hasta el ciclismo y competencias fitness.

Como norma general, sugerimos un entrenamiento aeróbico ligero sin elevar el pulso por encima de 100 latidos por minuto (lpm) y sin que se produzcan sofocos en la cara, a los 7-10 días (escaleras, bicicleta estática, cinta caminadora o caminar a paso ligero).

Puede añadir ejercicios ligeros de bíceps aislados a las tres semanas. Los abdominales y otras actividades básicas para el tronco pueden realizarse a las cuatro semanas.

Para comenzar a ejercitar la parte superior del cuerpo, sugiero que espere hasta las seis semanas, antes de realizar acciones importantes como prensas de pecho, flexiones de brazos y actividades similares a las flexiones.

Estas deben comenzar de forma ligera y aumentar gradualmente. Las flexiones de brazos deben hacerse primero con las rodillas, aumentando las repeticiones hasta tres series de 20; luego pasar a hacerlas con las puntas de los pies, comenzando con menos repeticiones y aumentándolas.

Cualquier dolor en la zona en la que el músculo pectoral mayor se une al esternón debe tratarse como una lesión por uso excesivo: reducir el ejercicio, descansar, aplicar hielo si es necesario y reintroducir la actividad gradualmente, son las medidas que se deben tomar inmediatamente.

En Xiluet Cirugía estética, contamos con los más calificados especialistas que te acompañarán y asesorarán durante todo el proceso de pre y postoperatorio.
Dr. César Delgado Afaneh
Dr. César Delgado Afaneh
Cirujano Plástico, Reconstructivo, Estético y Maxilofacial

Deja un comentario