Tipos de Papada y Tratamientos
11/03/2021
Desorden dismórfico corporal
09/05/2021

La mayoría de las mujeres que consideran el aumento de senos siempre tienen algunas dudas, y algunas de estas dudas están relacionadas con la lactancia materna. Una de las preguntas más frecuentes es si pueden amamantar a sus hijos con la presencia de un implante en el cuerpo.

Lo que a menudo genera efectivamente esta duda es el hecho de que las mujeres no están bien informadas sobre el lugar donde se encuentra la prótesis. El implante puede colocarse detrás del músculo pectoral (prótesis submuscular) o detrás de la glándula mamaria (subglandular).

Cualquiera que sea la opción elegida, ninguna de ellas perjudica la lactancia materna, ya que la prótesis está siempre por debajo del tejido mamario responsable de la producción de leche.

Para que no haya interferencias con la lactancia, es imprescindible tener en cuenta que el tamaño del implante debe ser acorde con las características del cuerpo de la mujer.

Si estos implantes son demasiado grande, pueden surgir problemas, como la atrofia del tejido mamario, que pueden ser perjudiciales para la lactancia.

Como cirujano tiendo a definir el tamaño ideal de la prótesis, teniendo en cuenta no sólo la forma de los senos y la posición de los pezones, sino también toda la anatomía de la paciente, en cada caso particular. Esta es una decisión que siempre debemos tomarla tu como paciente y yo como cirujano, para que se elija un tamaño hermoso y adecuado que no perjudique tu salud.

Hoy en día, tanto las cirugías como las prótesis son más seguras, lo que asegura buenos resultados no sólo en términos estéticos sino también en términos de salud de la mujer, como es el caso de la lactancia materna, ya que las técnicas utilizadas evitan interferencias con la glándula mamaria.

Sin embargo, puede haber casos en los que las madres no producen leche por razones naturales pero que no están relacionados con la presencia de prótesis.

Las mujeres que desean colocarse implantes mamarios pero que tienen miedo, ya que todavía quieren ser madres y amamantar, no necesitan preocuparse, pueden estar tranquilas ya que esto no interfiere con la lactancia materna.

Sobre el momento propicio para practicarse una cirugía de aumento, opino que para aquellas que desean tener hijos a corto plazo lo ideal es esperar, por lo menos, hasta terminar el proceso de lactancia materna exclusiva, recomendada hasta los seis meses de edad del bebé, ya que los cambios fisiológicos propios del embarazo transforman, en algunos casos, la apariencia de los senos de modo que el efecto de la cirugía podría perderse.

No obstante, esto no es camisa de fuerza, ya que una mujer puede realizarse la cirugía y al poco tiempo quedar embarazada, y lactar sin ningún tipo de dificultad. La recomendación tiene que ver más con motivos estéticos y no funcionales.

Si tú estás considerando una mamoplastia de aumento, nuestro consultorio en Xiluet Cirugía Plástica está equipado con las tecnologías más modernas en esta área y que contamos con un equipo experimentado y disponible para ayudarle a lograr el resultado que siempre ha deseado.

Dr. César Delgado Afaneh
Dr. César Delgado Afaneh
Cirujano Plástico, Reconstructivo, Estético y Maxilofacial

Deja un comentario