Wellaging. La Tendencia
01/12/2020
Otoplastia, la Cirugía Plástica Pospandemia
12/12/2020

La papada o doble mentón, se debe a la acumulación de grasa en la parte inferior de la barbilla, a la flaccidez de la piel o a el mentón escaso y es algo que preocupa a quienes buscan mejorar su estética corporal especialmente la del rostro.

Es por esto que cada vez más personas recurren a diversos procedimientos para resolverlo y algunos recomiendan los ejercicios para tratar ese cúmulo de grasa en el cuello que normalmente está asociado al sobrepeso de la persona.

También algunas personas con peso normal pueden presentar ese cúmulo de grasa y tienen mayor predisposición a padecerla, las personas con sobrepeso u obesidad, y también las que tienen poco mentón o retrognatia.

Además del sobrepeso y la obesidad, también el envejecimiento de la piel, factores genéticos, la adicción al celular y problemas hormonales, hacen que este problema estético se acentúe cada vez más, siendo detonantes de esta condición.

La eliminación de la papada permite acabar con la flacidez de la piel consiguiendo un rostro más delineado y estilizado. Se puede realizar con procedimientos quirúrgicos y de medicina estética. Entre los procedimientos quirúrgicos encontramos los siguientes:

Liposucción: este procedimiento elimina la grasa de debajo de la piel y esculpe el contorno del mentón y el cuello. Estiramiento facial: esta cirugía permite eliminar la grasa y la piel floja alrededor de la barbilla y el cuello, eliminando la papada. Lifting de cuello: diferentes tipos de procedimientos de estiramiento de cuello tienen como objetivo eliminar la piel sobrante o tensar los músculos del cuello, para mejorar los contornos del cuello y la barbilla.

Después de cualquiera de estos procedimientos, puedes pasar hasta 14 días con hematomas y hinchazón. Debe tenerse sumo cuidado con la aplicación de anestesia general por los riesgos que planteas para algunas personas con sensibles afecciones de salud.

Los fumadores y las personas que toman medicamentos anticoagulantes, también pueden enfrentar un mayor riesgo de sangrado durante cualquier procedimiento quirúrgico.

Implantes o avance del mentón cuando no se tiene el suficiente: cuando este problema se debe a un mentón insuficiente se puede abordar de distintas maneras: un avance del mentón con cirugía ósea o un implante adecuado y mediante el empleo de grasa del propio paciente (lipofilling).

Este último procedimiento, aplicado de forma y volumen adecuado, contribuye a mejorar de manera relativamente simple pero definitiva, este problema estético. ¿Es irreversible la papada? ¿Son válidos los ejercicios?

Hasta ahora, las posibilidades de tratamiento de la papada se limitaban a opciones quirúrgica, siendo la liposucción la más solicitada, hoy día la solución también apunta a tratamientos no quirúrgicos con eficacia demostrada para la reducción de la grasa de esta zona.

La mayoría de los pacientes no quieren pasar por el quirófano para eliminar la papada y solicitan un procedimiento menos invasivo, entonces se les infiltra ácido desoxicólico, el cual destruye de forma segura y eficaz, los adipocitos, es decir, las células que almacenan la grasa.

También existe una pseudopapada o hipoplasia de mentón. Este problema estético puede deberse, más bien, a un mentón insuficiente que, debido a su falta de desarrollo, propicia que el cuello se vea menos definido y dar la falsa impresión de papada.

Esta problema se puede abordar de distintas maneras: mediante un avance del mentón con cirugía ósea o un implante adecuado para conformar mejor el mentón. También puede tratarse con lipofilling el cual bien aplicado, en forma y volumen, elimina definitivamente el problema.

Dr. César Delgado Afaneh
Dr. César Delgado Afaneh
Cirujano Plástico, Reconstructivo, Estético y Maxilofacial

Deja un comentario